ClàssicsWeb, el teu espai

Almanac

Cerca de notícies

Paraules:
Tema:
Inici: Escollir data inici
Fí: Escollir data fi
Ajuda
Verso

NOTÍCIA

Lang Lang: “El fracaso puede ser la llave del éxito en el futuro”

9/4/2019 |

 

“Me gusta que haya críticos duros porque siempre me dan algo sobre lo que pensar”, asegura el afamado pianista
Lang Lang: “El fracaso puede ser la llave del éxito en el futuro”

Lang Lang acaba de anunciar su retorno a Barcelona tras haber triunfado en los últimos días en Madrid y València. Será en el Palau de la Música, el 21 de marzo del 2020, con las Variaciones Goldberg de Bach. Durante su estancia madrileña, Lang Lang habló con La Vanguardia de su vuelta a los escenarios después de varios meses de parada a causa de una tendinitis. Y comentó el disco que acaba de lanzar, Piano book, pensado para jóvenes aprendices y maestros del piano aunque obviamente destinado a todos los aficionados.

¿Cuál es la clave para conectar con niños y jóvenes?

Piano book contiene las músicas favoritas de mi infancia. Son pequeñas obras maestras que deben interpretarse de manera más artística que cuando yo lo hacía siendo niño. Yo me sentía bien tocándolas, pero no estaba al nivel de ahora. Quise grabar esas piezas para que todo el mundo las disfrute y para que profesores y estudiantes cuenten con nuevas ideas al enseñar y aprender estos temas. Algunos los toqué en mi primer recital, a los cinco años. Hacerlo ahora es una historia completamente diferente.

¿Dónde residen los cambios?

Verá. A los cuatro años vi a Horowitz en Moscú. El modo en que tocó el Träumerei de Schuman fue increíble. Hizo llorar a media sala. Me dije: ‘¡Es fácil, puedo tocar esa pieza!’ Pero la forma en que él controlaba las notas, manejaba el pedal… ¡Guau! Y eso es lo que me gustaría conseguir con este disco. Uno puede pensar que estas piezas son sencillas. Pero tienes que ir más allá de tocar las notas. Es preciso aportar a cada pieza todo lo que puedas. Ésa es la principal enseñanza que intento transmitir.

Siempre habla de la música como un medio para unir a la gente y resolver problemas. ¿Pero cómo?

Bueno, no creo que los músicos podamos arreglar asuntos políticos. Pero sí creo que la música puede unir a la gente; hacer que se sienten e inicien una conversación amigable. Si empiezas una conversación diciendo: “Tienes que pagarme más”, la cosa no ira bien. Pero si lo haces preguntando: “¿Conoces esta canción?”, entonces puedes crear buena sintonía para arrancar cualquier reunión.

¿Le gustaría juntar a Trump, Putin y Xi Jinping en un concierto?

Tal vez les aplacaría en algunos conflictos que mantienen…No tengo claro que este tipo de cosas funcionen si se planean. La música necesita desarrollarse en un marco natural. Si lo provocas de manera artificial no es lo mismo.

Su biografía incluye amargos tropiezos cuando era estudiante. ¿Cómo vive el fracaso?

El fracaso es muy conveniente; incluso la llave del éxito en el futuro. Tienes que fallar algunas veces y, naturalmente, superar esos fracasos para aprender de ellos y recordarlos. Siempre hay una razón detrás de cada caída. La clave está en tratar de averiguarla, aprender del error e intentar evitarlo en la siguiente ocasión.

Ahora acaba de salir de una lesión. ¿El piano cura?

Sí. Cuando empiezas con ello de nuevo después de una situación difícil te sientes bien. La música tiene un poder curativo automático. Sobre todo anímicamente. Esto es lo que pensé al crear mi fundación: que la música puede curar el corazón. En las zonas desfavorecidas del mundo, la gente no sólo tiene problemas financieros sino que necesita ayuda emocional. Hay que darles inspiración para que adquieran confianza en esta vida y no se rindan. No es una abstracción. La música es capaz de cambiar la vida de la gente y de restablecer la confianza de los menos aventajados en el futuro. He tenido la suerte de comprobarlo en África o en China después de un terremoto.La música es hermosa, sí, pero requiere sacrificio.

Algunos críticos le acusan de convertir la música en un juego. Y el piano, en un juguete. ¿Qué les responde?

La gente puede decir lo que quiera y no tengo nada que replicarles… Pero cuando toco el piano mi actitud es muy seria. Doy todo lo que puedo dar de mí. Y, bueno, en cierto modo el piano es un juguete. La música clásica es difícil pero no imposible. Y tenemos que alcanzar el objetivo. Así que en este sentido es un juego. Además, yo nunca atacaría a mis más duros críticos. No sólo porque tengo que seguir adelante con la música, sino porque me gusta que haya críticos duros. Siempre me dan algo sobre lo que pensar. 

FERNANDO GARCÍA
La Vanguardia

Catclàssics, música clàssica de Catalunya a internet Amb el suport de